Txell Miras presentó la colección “Shed” inspirada en el escritor Tom Spanbauer y las palabras del libro El hombre que se enamoró de la luna. La propuesta de Miras nos adentra en la imagen atemporal del indio americano y su espíritu más místico, alejado de todo belicismo. Mantiene los colores propios de la firma como el negro y el gris, pero apuesta por una paleta más rica, con diferentes tonalidades de marrón, con toques lilas, anaranjados y verdes. Sobreposiciones de piezas, con tocados de plumas y con la incorporación de tejidos naturales como el algodón y la lana.

Share

« »