La colección de moda de baño para primavera-verano 2018 “Camino hacia el sol” de Guillermina Baeza se inspira en un viaje, en una playa virgen, en un sueño de verano que hace que uno olvide y recuerde. “Un continente lleno de contrastes. Natura en estado puro y una cascada en qué sumergirme con mi bañador es puro placer…”. La diseñadora evoca la feminidad y prioriza los tejidos delicados: ante, voile de algodón, calados con toques metalizados, picas, tul y strech. Predominan estampados geométricos y lineales difuminados y mezclados con motivos de la naturaleza que le dan un toque artístico.

Share

« »