La inspiración para esta propuesta fueron las formas orgánicas que caracterizan a la monstera deliciosa, planta invasiva cuyas enormes hojas crecen en forma de corazón y desarrollan agujeros naturales, casi simétricos.

Para lograr un estilo tropical que a su vez luciera sofisticado, la colección incorporó texturas contrastantes en raso cortado al láser y piezas pintadas a mano. Se seleccionaron distintos tonos de amarillos, grises y negro, así como siluetas limpias y líneas suaves para todos los diseños, que además incorporan detalles minuciosos, movimiento y color.

Share

« »